Tito inchaurralde – Style Life

Style life.

Entre los años 2005 y 2006 realicé una serie de pinturas inspiradas en el género que nos ocupa. Garabateé montones de folios con pequeños bodegones imaginados. Tras hacer una selección, escogí los objetos en mi entorno cercano, tomé algunas instantáneas en algunos escaparates de la ciudad y sometí a mi compañera y querida hijita a una dieta consistente en los motivos comestibles a representar. En ese momento estába experimentando con composiciones cromáticas simplificadas (pocos colores pero vivos y casi planos). En su empleo aportaba una segunda lectura (más abstracta) a la base del dibujo.

Observé que su aplicación en los bodegones me permitía resaltar o aislar la atención sobre algunos de los objetos, reforzando el carácter paradójico que abunda entre ellos. Cuando mis intereses comenzaron a desplazarse hacia otro proyecto di por concluida la serie y, en una pirueta conceptual, decidí (aún a riesgo de interpretarse como un error ortográfico) titularla Style life: un juego con la denominación anglosajona still life.

Sustituí still (yacente, inanimado, muerto) por style (esti-lo). De tal manera que transmute: “naturaleza muerta” en “estilo de vida”, en la convicción de que todo aquello que comemos o utilizamos a nuestro servicio refleja lo que somos; o bien, aquello de lo que no disponemos y no por ello desdeñamos: lo que nos gustaría ser.

La necesidad y el deseo.

Acompaño a las pinturas de esta serie con algunas otras obras que les son contemporáneas no solo en el tiempo sino, digamos, en estilo.